Conoce los diferentes tipos de caldera que puedes instalar en casa

Conoce los diferentes tipos de caldera que puedes instalar en casa

Escrito por Equipo We Check

Si buscas un equipo dinámico, rápido, eficaz y de garantías para tus reparaciones en Mallorca, somos lo que estás buscando.

septiembre 21, 2022

Cuando llega la época de invierno, es importante dotar a nuestro hogar con calefacción y agua caliente, a fin de mantenernos cómodos y evitar enfermedades asociadas al frío. Si no tienes muy claro qué solución instalar en casa, en este artículo te mostraremos cuáles son los tipos de calderas domésticas más comunes y sus características, para que sepas cuál se ajusta mejor a las necesidades de tu hogar y si quieres saber có aumentar su vida útil, échale un vistazo a este artículo.

¿Qué es una caldera y cómo funciona?

Conocemos como calderas a los artefactos que, a través de varios tipos de combustible, son capaces de suministrar calefacción y agua caliente en una determinada instalación. En España se utilizan desde hace muchos años, y en los últimos años hemos visto el desarrollo de equipos modernos y eficientes.

El uso de calderas puede darse tanto en viviendas, grandes instalaciones e industrias. Algunos modelos funcionan solo como acondicionadores cálidos para el ambiente, mientras que las calderas mixtas también proporcionan agua caliente sanitaria (ACS).

En relación a su funcionamiento, la mayoría de calderas cuentan con una zona estanca denominada quemador. Es allí donde el combustible se convierte en calor y aumenta la temperatura del agua que pasa por las tuberías. Luego, el agua fluye a través de un intercambiador de doble circuito, uno para la calefacción y otro para el agua sanitaria.

¿Cuáles son los principales tipos de caldera para uso doméstico?

Descartando los sistemas de uso industrial, existen varios tipos de caldera para usar en casa. La forma más frecuente de clasificarlas es según el tipo de combustible que utilizan para calentar el agua. Estas son las más utilizadas.

Calderas de gasoil

Tiene la ventaja de producir calefacción y agua caliente con mucha rapidez, pero es necesario reservar el combustible en casa. Este sistema es recomendado para hogares alejados, que no tienen acceso a otros tipos de gas. Por otro lado, su nivel de contaminación tiende a ser elevado.

Calderas de gas o gas natural

Las calderas de gas son las más utilizadas en los hogares, particularmente en los edificios de apartamentos. Ofrecen una eficiencia de alrededor de 80% y, gracias a los avances tecnológicos, incorporan sistemas de contaminación reducida. En esta categoría encontramos diferentes opciones.

Gas butano: Requieren del uso de bombonas, por lo que no son tan prácticas. Sin embargo, destacan por su elevado poder calorífico.

Gas propano: Ofrece gran versatilidad y son de gran utilidad especialmente para ambientes muy fríos. Son poco ruidosas y el combustible se puede administrar a granel.

Gas natural: Es un recurso económico y amigable con el medio ambiente. Si bien es necesario tener una instalación para conectar la caldera a la red de suministro, permiten ahorrar dinero a corto plazo.

Biomasa: Son considerados como los sistemas más ecológicos, ya que funcionan en base a combustibles vegetales, como los pellets. Sin embargo, su rendimiento es menor en comparación a los combustibles fósiles.

Calderas eléctricas

Están desprovistas de cualquier tipo de combustión, ya que funcionan en base a energía eléctrica. Esta es una ventaja, ya que podrás regular la potencia con facilidad mediante un termostato y no existe peligro de fugas. Pese a sus beneficios, suele ser algo más costosa y menos eficiente.

¿Cuál es el tipo de caldera más conveniente para tu hogar?

El tipo de caldera que elijas dependerá en gran medida de tu zona geográfica, para lo cual debes considerar factores como el clima y la red de distribución.

Pero si hablamos de eficiencia, las calderas de gas que funcionan con sistemas de condensación figuran entre las más convenientes, ya que se adaptan a todo tipo de climas y permiten reutilizar el calor después de la combustión.

Quizás pueda interesarte…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *